Ya está abierta la inscripción al seminario Diseño de materiales didácticos digitales PENT FLACSO.
Ver más información

Invitación a Tertulias sobre la Complejidad 2.0

Bajo la consigna 'Cómo suena lo complejo' Mario Lucas Kietkik, docente del PENT, invita a participar de una tarde de tertulia pensada para intercambiar ideas sobre la complejidad en el barrio de Palermo, en Buenos Aires. En la nota, más información. | PENT - Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías. FLACSO Argentina.

Martes 24 de Junio de 2008

Todo lo que nos rodea es complejo. Si, pero ¿cuanto influye el entorno en nuestro anhelo de simplicidad?

¿Cuanto determina una situación dada lo que se dice o lo que se calla?

Digo: vamos a encontrarnos a hablar sobre complejidad. Pero ¿Qué tiene esto de complejo?

Quizás los alemanes escuchan tanto a sus interlocutores porque en su idioma se comprende recién al final de la oración y no al principio, como si sucede en Italia. ¿Tiene que ver esto con lo complejo?

Quizás un único río como el Nilo favoreció la emergencia del monoteísmo en Egipcio. ¿Cuan simple es esa explicación?

¿Donde se está mas desnudo? ¿En la ducha o en el obelisco?

¿Cuando se habla en serio: en la mesa de examen o en en el taxi?

Dije de un encuentro sobre complejidad, pero aclaremos que las cosas empezaron así:

Después de algunos almuerzos y meriendas desparramadas por la ciudad, con Daniel Collico y Alejandro Piscitelli decidimos iniciar unas alegres discusiones sobre el asunto de la complejidad.

Convocamos amigos y les propusimos un tema que nos interesaba a los tres, por supuesto que desde distintas perspectivas y recorridos.

Increíblemente en una época donde se dice mucho pero se hace muy poco nos largamos y lo hicimos y durante 10 encuentros sostuvimos algunas preguntas: ¿Como pensar lo complejo sin simplificarlo? ¿Como diseñar
lo emergente? ¿Como encauzar lo espontáneo? ¿Como el eludir lo complejo volvía más complicado el ejercicio de nuestras profesiones?

Estuvimos lo mas bien hasta que la cosa empezó a hacerse en subida, entonces se propuso terminar con esos encuentros para poder iniciar otro recorrido, como quien se baja de la bicicleta y decide caminar un
rato a pie.

Es que habíamos pensado en tertulias y nos deslizamos a un grupo de estudio. Habíamos pensado en diseños y nos estábamos por tumbar al palabrerío.

En fin, estas y otras cosas más interesantes nos llevaron a movernos fuera de las amables sillas del grupo de estudio y lejos de los sanguchitos de miga al alcance de la mano, para pasar a proponernos discutir la complejidad en un nuevo lugar, un nuevo entorno abierto, público, complejo y porqué no complicado.

Ahora ha llegado el momento de reencontrarnos, pero abriendo la cancha a todos lo que deseen incorporarse.

Que es una tertulia de la complejidad?

No me queda otra que descuartizar la pregunta y encontrarme que habría que intentar conectar la tertulia con lo complejo, que es como enlazar dos poblados donde se hablan diferentes lenguas.

Porque lo complejo remite a su casi opuesto, a lo simple. Las Tertulias son en Thames y Costa Rica, en el barrio de Palermo. Fíjense sino la espantosa Avenida Juan B Justo que las bordea. Una de las arterias mas oscuras, sucias y resecas de la ciudad.

Muchos de ustedes saben que debajo de este asfalto quedan los restos encavernados del arroyo Maldonado, que fue el límite norte de la ciudad de Buenos Aires durante siglos pero que sobretodo fue un problema porque cada tanto se inundaban las tierras aledañas.

La calle Costa Rica era uno de los pocos empedrados por los que se podía llegar a la orilla para cruzarlo.

El Maldonado era una incertidumbre y las autoridades resolvieron alisarlo con piedra líquida por arriba, una línea de trenes al costado y subtes por debajo.

Ahora la Juan B. Justo es una linea recta e incómoda que corta la ciudad y para mi sólo la alivia el club/familia Velez Sarsfield, donde jugamos al basket dos veces por semana y donde da sus clases de ajedrez Mariano Fraschini.

Pero, ¿Como habría sido una solución compleja al problema del Maldonado?

Les cuento una sola de las muchas alternativas que se propusieron: el ingeniero francés Alfredo Ebelot, en 1887 propuso un largo canal veneciano, con diques, compuertas, puertos, fondeaderos, caletas que mantuviera vivo al río, con puentes que conectara las calles aledañas, con casas con vista a las aguas, con lanchas, canoas, y toda la
ecología social que puede bordear una vía de aguas en una gran ciudad.

El proyecto se mantuvo vivo hasta la década del 30, cuando finalmente se decidió asfaltarlo: aquello hubiera sido complejo por todas las cosas que hubieran "emergido" a partir del meandroso recorrido del canal.

Es decir lo complejo es la excusa, el contexto, las reglas que habilitan que algo nuevo emerja, se autoorganice: poco se puede esperar de un arroyo entubado.

Y una tertulia?

Las tertulias eran los lugares donde se actualizaban los gestos, donde se ponían al día los contactos y donde se hacían nuevas relaciones.

Había tertulias literarias donde alguno comentaba a Rousseau o musicales, donde Esnaola practicaba el piano con el que después ensayaría el himno nacional.

Había tertulias de los ricos, allá por lo que hoy es el barrio de San Telmo, pero también había de las otras, tanguerías, galpones, burdeles, cafés, cabarets donde se refugiaba la noche de Buenos Aires, donde por 10 centavos se podía bailar una pieza.

Tanto unas como otras tertulias contaban con un "bastonero", una especie de director de toda esa improvisación, que se permitía decir qué ritmo se bailaba y hasta como se formaban las parejas.

Pues bien, en estas tertulias de complejidad me ha tocado la función de bastonero y espero poder ejercer la posición como dios manda, cortando a los 7 minutos al expositor que se alargue demasiado.

Podré?

Por que en estas tertulias la excusa no es el baile ni la literatura, sino el pensar la complejidad para diseñarla o quizás al revés, diseñar lo complejo para poder pensarlo.

Hay algunas reglas nuevas en el colectivo: por ejemplo cada uno cuenta con no más de 5 minutos para expresar su idea y debe utilizar el cañón proyector.

Queremos que todos los concurrentes puedan seguir en la pantalla lo dicho y que el material se archive en blogs para continuar el debate en la red.

Una vez terminadas las ponencias se organiza un debate sobre lo planteado entre todos los concurrentes, hayan o no pedido una cerveza.

Hay otra regla: para poder exponer se necesita haber dado un "presente" en un listado a tal fin, al menos en un encuentro anterior.

Es decir tomaremos lista y de paso solicitaremos una contribución de 10$ en la mesa de entradas, que incluye un chop y una pizzeta por persona.

Todo lo que nos rodea es complejo. Si, pero cuanto determina una situación dada lo que se dice o lo que se calla?

Lo veremos entonces, están todos los interesados invitados.

Sean todos entonces bienvenidos a estas noches de la complejidad, a este yuyo que crecerá durante algunas reuniones en las orillas del Maldonado.

Esperamos que las disfruten.

Lugar/tiempo: Post Street Bar, en Palermo, Buenos Aires. 2/7,
miércoles. 1930 hs.

Argentina, claro.

Licencia

Creative Commons License
El texto de la nota 'Invitación a Tertulias sobre la Complejidad 2.0' de Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías se encuentra bajo licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Nota disponible en:
http://www.pent.org.ar/novedades/invitacion-tertulias-sobre-complejidad-20.

Vía Facebook